La verdad adelgaza y no quiebra, y siempre anda sobre la mentira como el aceite sobre el agua. (Miguel de Cervantes)