El trabajo y la lucha llaman siempre a los mejores.
Séneca