En España hay millones de teléfonos móviles obsoletos y sin usar. Orange anima a los usuarios de cualquier compañía de telefonía móvil a entregar dichos terminales, funcionen o no, en los puntos de reciclado de Orange en sus tiendas de toda España.

Por cada móvil donado, Orange entregará como mínimo 2,5 euros a UNICEF España y el valor íntegro de cada terminal irá destinado a este proyecto de educación en República Dominicana. Con este importe, dos niños pueden aprender a leer.

En República Dominicana, casi 4 de cada 10 adolescentes no están matriculados en la escuela secundaria. La educación es una herramienta clave para el desarrollo y contribuye a mejorar las condiciones de vida y erradicar el círculo de pobreza que sufre la infancia en el mundo en desarrollo. 
 
Adicionalmente, Orange se ha comprometido a donar el 1% del total del valor de los móviles recogidos dentro del programa Estrena y Recicla, a través del cual los clientes de Orange consiguen un descuento al entregar su viejo móvil cuando compran uno nuevo. 
 
Mobile Point, socio de UNICEF España y Orange en esta iniciativa, será el encargado de estudiar cada teléfono. La empresa reparará aquellos que pueden ser arreglados, para su reutilización en mercados emergentes, y reciclará todos los teléfonos obsoletos e inservibles conforme a la Directiva 2002/96/CE.
 
Orange colabora con UNICEF España desde 2003, en el marco de su compromiso con la lucha por mejorar la educación de la infancia. Hasta el momento, la compañía ha conseguido más de 600.000 euros. La iniciativa Construye su futuro tiene una duración de tres años.
Esta acción forma parte de la iniciativa Construye su futuro, que tiene como objetivo escolarizar y mejorar la calidad de la educación de más de 220.000 niños de zonas fronterizas y barrios marginales de República Dominicana.