Las palabras son como monedas, que una vale por muchas como muchas no valen por una.
Francisco de Quevedo