¿Se imaginan que la crisis durase 400 años? Pues los ciudadanos de Centroáfrica no tienen que imaginárselo porque su país, lleva más de cuatro siglos asolado por la guerra, la enfermedad y el hambre. La última gran plaga, el SIDA, se ceba en mujeres y niños pero afecta a la población en general. Ni el uso de preservativo – que allí se reutiliza por varias personas hasta que está hecho jirones –  ni las vacunas preventivas en el embarazo, reducen su efecto. Los bebés nacen sanos, pero ¿Qué madre dejaría a su hijo morir de hambre aún sabiendo que su leche materna está infectada por el virus letal?

Por eso es tan importante conseguir leche maternizada y cereales infantiles con los que poder alimentar a recién nacidos, bebés y ancianos. En una de sus últimas visitas a España, el Presidente de Honor de la Fundación Bangassou, Monseñor Juan José Aguirre Muñoz, Obispo de la región centroafricana, firmó un acuerdo con Hero España a través del cual la empresa se comprometía a donar leche maternizada y cereales. “En total, 16.400 kilos de producto que ya hemos recibido y estamos preparados para enviar a Centroáfrica. Con él, salvaremos a muchos niños de la desnutrición y romperemos el ciclo del SIDA al ofrecer a las madres enfermas una alternativa a la leche materna”, señala monseñor Aguirre.

Para el Obispo, la aportación de Hero significa vida. “Nunca pensé que podría tachar de mi lista de necesidades la leche maternizada, pero con esta generosa aportación, ahora puedo hacerlo -afirma Miguel Aguirre, presidente de la Fundación Bangassou-. La mejor muestra de gratitud que podemos ofrecer a todas las personas que conforman la plantilla de Hero y han hecho posible este milagro, es que tengan el recuerdo de las imágenes del recibimiento del cargamento cuando llegue a Bangassou. Queda todavía un largo trayecto y varios meses hasta que consiga llegar a la zona donde estamos, -añade- pero tenemos lo importante, que es el alimento”.

Juan José Aguirre, el obispo cordobés que lleva casi 32 años viviendo en Centroáfrica, desarrolla diversos proyectos en la misma y que van desde el mantenimiento de una casa para enfermos terminales de SIDA, hasta varios centros de salud con asistencia médica, dispensarios, farmacias rurales y dos quirófanos. Además, y gracias a la Fundación Bangassou, mantienen un orfanato, 39 guarderías, un centro de formación profesional, varias escuelas elementales y superiores  y promueve la alfabetización de adultos, entre otras muchas actividades. Además del hambre y la enfermedad, esta región padece el azote de la guerrilla de Joseph Kony, el criminal número 1 de los más buscados por el Tribunal Penal Internacional.

(fuente y foto: www.fundacionbangassou.com)