No he nacido para sólo un rincón, mi patria es todo el mundo.
Séneca