No ames lo que eres, sino lo que puedes llegar a ser.
Miguel de Cervantes