El pasado 24 de enero vino a España, concretamente a Madrid, para ser entrevistada por RTVE. Se trata de Stefania Rossini, italiana, 37 años, improvisadamente famosa desde el verano pasado cuando se publicó un libro con un título, decididamente intrigante: ‘Vivere in 5 con 5 euro al giorno’ (‘Vivir 5 personas con 5 euros al día’). Un manual con el que Stefania, contando cómo consigue sacar adelante una familia de cinco personas solamente con el sueldo de su marido, ofrece consejos y sugerencias sencillas al alcance de cualquiera –para ahorrar y conducir una vida más sana y feliz. Crear un huertecillo urbano, reutilizar vestuario, autoproducir detergente y cremas de cosmética, realizar bolsos, collares, pendientes… son solo algunos de los ejemplos recogidos en estas páginas que, han servido, entre otras cosas, para hacer realidad inesperadamente un sueño que Stefania tenía desde niña: escribir un libro. Sin dejar pasar un detalle muy importante: ha sido la editorial la que la ha buscado y no al contrario.

Probablemente hay muchas “Stefania” en Italia, en España y en otros países que están reaccionando en medio de esta crisis, solo que no han publicado ningún libro con su experiencia. No es precisamente este el punto que quisiera subrayar, el de los ‘5 euros 5 personas’. He escuchado y leído algunas entrevistas a esta mujer y he podido comprobar que detrás de muchas de sus afirmaciones hay un gran espesor de vida. Sigamos con su experiencia: hace dos años muere repentinamente su padre -que la ayudaba a cuidar a sus tres hijos- esto la empuja a dejar el trabajo; había, por tanto, que echar de nuevo cuentas en la economía doméstica, contando solamente con el limitado sueldo de obrero del metal de su marido y una hipoteca que pagar a treinta años. “No había otra alternativa, había que mirar hacia adelante y reinventarse un estilo de vida”.

Desde ese momento la vida de Stefania y de su familia tiene un sabor de una historia al contrario. Ella la llama “decrecimiento feliz” y creo, que en el adjetivo está el secreto de su éxito. ¿Cómo es posible que en tan poco tiempo se haya hecho famosa tanto de tener que abrir un blog para lograr responder a toda la gente que la interpelaba y recibir el encargo de una editorial de escribir un libro? No es un punto de referencia solamente por sus “recetas”, sino sobre todo por ese algo de diverso que irradia  su persona y su experiencia. Stefania ha reaccionado a la crisis, pero sin rabia: “estamos acostumbrados a pensar que hay un solo modo de vivir, sin embargo tenemos siempre la posibilidad de escoger”, afirma.

Escoger un estilo de vida más sobrio, en el que se está atento a no tirar nada de lo que nos puede servir todavía, a gastar en modo consciente y responsable, a descubrir con las ventajas de internet la economía del trueque, no solo para intercambiar objetos, sino para compartir saber y solidaridad. Stefania afirma que solo con este cambio de marcha ha comenzado a ver, comprender y apreciar este extraordinario mundo que conjuga economicidad, ecología, respeto por las cosas, las personas y la creación… Quizás el enfoque positivo en esta situación crítica, sustanciado de confianza y de ganas de construir, en acuerdo con su marido, le ha permitido situarse en una dimensión nueva donde el ser vale más que el tener, donde el “bien-ser”, nuestro y de la Madre Tierra, no es un eslogan fácil sino una práctica diaria, donde, en definitiva se puede ser más feliz.

Personalmente, no podré hacerme un huerto al lado de mi casa y producir autónomamente muchas de esas cosas que hace Stefania, pero le estoy agradecida por haberme transmitido su optimismo, serenidad y, sobre todo, por haberme recordado que la vida no termina nunca de sorprendernos, que la dificultad puede transformarse en novedad, basta que no nos olvidemos que todo depende de nosotros, de acoger la posibilidad de escoger.

@anna_conte

Mujeremprendedora n. 145, febrero 2013

www.mujeremprendedora.net @M_Emprendedora