Los empleados de Lilly España que han participado en “Conectando corazones en el extranjero”, el mayor programa de voluntariado internacional puesto en marcha en el mundo y organizado por ´la compañía, valoran la experiencia como una oportunidad única en la que “recibes mucho más de lo que das”

Este año, 212 empleados, seis de ellos de la afiliada española, colaborarán y ayudarán a comunidades desfavorecidas de diez países distintos.

Madrid – Con el objetivo de ayudar a otros, despertar ideas innovadoras en los empleados y conectar con compañeros de todo el mundo, Lilly enviará a 212 voluntarios, seis de ellos procedentes de la afiliada española, para que ayuden a personas y comunidades que carecen de los recursos más básicosen todo el mundo, dentro de “Conectando Corazones en el extranjero”, el mayor programa internacional de voluntariado, iniciado en 2011 y en el que han participado ya más de 400 empleados de todo el mundo.

Una oportunidad que los empleados que ya la han disfrutado valoran como “una experiencia única y maravillosa, que te enseña una perspectiva diferente de la vida y en la que aprendes cómo a pesar de las dificultades, los niños en estos países no pierden la sonrisa”. Así lo explican Belén Prados, Ignacio Romero y José Manuel Moreno, los tres empleados de Lilly España que en 2012 fueron seleccionados para participar en el programa y que agradecen a la compañía la posibilidad que les ha brindado.

 “Me siento afortunado. Sin duda alguna he recibido más de lo que he dado. Comparí horas de juego con niños abandonados o huérfanos en Salvador de Bahía, y he aprendido de su felicidad”, explica José Ignacio. En este mismo sentido narra su experiencia José Manuel, que daba clases de inglés a niños de entre tres y cinco años en un colegio Tanzania, y que le han enseñado que la felicidad no está en lo material. Por su parte Belén, quien también daba clases de inglés y ayudaba a los niños de una escuela de preescolar en Delhi, explica “que no perdían la sonrisa a pesar de la miseria que les rodea”, y que se ha traido en la mochila “mucho más de lo que me había llevado”.

Seis empleados de Lilly España, el doble que en otros ediciones, podrán vivir en primera persona esta experiencia y lo que significa el espíritu del voluntariado en India, Tanzania, Guatemala, Costa Rica,  e India, como parte de los 212 empleados participarán en esta edición 2013 y que irán también a otros destinos como en Sudáfrica, Ghana, Tailandia, Marruecos y Perú . Más de 1.500  empleados de Lilly habían solicitado participar este año.

“Conectando Corazones en el extranjero es una oportunidad única para nosotros, como compañía, de ayudar a la vez a las comunidades que más lo necesitan, y a nuestros empleados en su desarrollo personal  y profesional”, comenta Teresa Millán, directora de Asuntos Corporativos y de RSC de Lilly. “Experimentar en primera persona otras culturas y realidades con dificultaddes muy alejadas de las nuestras, abre la mente y el corazón,  y eso es algo posirvio para ellos, para Lilly y para la soiedad”, añade.

www.lilly.com