En el hombre hay más cosas dignas de admiración que de desprecio. Albert Camus