“Aprender es como remar contra corriente: en cuanto se deja, se retrocede.” Benjamin Britten