Actualidad

Inmaculada Sarasa, Premio Zoetis Ganadería en Femenino 2021

posted by Anna 30 septiembre, 2021 0 comments

Pilar Arteaga, veterinaria y ganadera de vacuno de leche en Jerez de la Frontera, finalista del certamen

– La 2ª edición del Premio Ganadería en Femenino de Zoetis, ya tiene ganadora; Inmaculada Sarasa, experimentada ganadera de porcino, titular y gestora de una explotación de 4134 cerdas híbridas en Alcalá de Gurrea (Huesca) e integrada en la empresa Ars Alendi, se ha alzado con el mismo. Como finalista una joven veterinaria y ganadera de vacuno de leche, Pilar Arteaga, encargada de la gestión sanitaria y el manejo de un rebaño de 530 animales en la Finca Las Pachecas, en Jerez de la Frontera, Cádiz.

Según explica Félix Hernáez, director general y vicepresidente senior de Zoetis Europa del Sur, “El jurado no lo ha tenido fácil; el número y la calidad de las candidaturas recibidas este año han sido muy elevados. Pero, sin lugar a duda, la larga trayectoria de Inmaculada Sarasa como ganadera y empresaria y su compromiso con la mejora de las instalaciones y la salud y bienestar de sus animales, han sido decisivos a la hora de tomar la difícil decisión. De Pilar Arteaga, el jurado ha valorado especialmente su capacidad para afrontar retos importantes, su pasión por la veterinaria y su compromiso con la innovación. Ambas, sin duda, representan a la perfección los valores que Zoetis quiere trasmitir con su proyecto Ganadería en Femenino: emprendiduría, profesionalidad y compromiso”.

Para Inmaculada Sarasa, la ganadora de este año, “es un orgullo el haber resultado merecedora de una distinción que tiene por finalidad contribuir a visibilizar la labor de las mujeres que, como yo, dedican su vida a esta noble profesión. A todas ellas, las mujeres de campo, a las de hoy, pero también a las de ayer y a las de mañana, quiero dedicarles este premio, un reconocimiento para todas nosotras”.

“Ser finalista del premio Zoetis Ganadería en Femenino, supone en mi caso la culminación de una etapa muy importante”, explica Pilar Arteaga. “Una etapa de esfuerzo y aprendizaje que da paso a otra, en la que siento de verdad que estoy cumpliendo mi sueño, el de una niña que quería ser veterinaria y vivir con sus animales en el campo. Es una oportunidad y un honor para mí, dado que son muchas las mujeres que luchan día a día en este sector”.

Los premios Zoetis Ganadería en Femenino, en su segunda edición, se han entregado esta mañana en el hotel Don Pio de Madrid, tras la celebración de un encuentro que bajo el título “España rural, mujer y vida” ha analizado el importante papel dinamizador de la mujer en el ámbito rural.

Sin la mujer la recuperación de la actividad y la vida en las zonas rurales no será posible

Durante la presentación del evento, Félix Hernáez, ha reafirmado la apuesta de Zoetis y la suya personal por contribuir a la visibilización del importante rol de la mujer en el ámbito ganadero. “Una apuesta clara que se materializa en el Proyecto Ganadería en Femenino y en el Premio Zoetis Ganadería en Femenino, con el que se pretende reconocer la labor de algunas de estas mujeres. Sin ellas, la recuperación de la actividad y la vida en las zonas rurales no es posible, de ahí la importancia de darles su sitio ante el sector y ante la sociedad”

Han participado como ponentes: Isabel Gimeno, Jefa de Área Mujeres Rurales de la  D.G de Desarrollo Rural, Innovación y Formación Agroalimentaria (Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación); Jerónima Bonafé, presidenta de la Asociación de Mujeres de Cooperativas Agro-alimentarias de España (AMCAE); Carmen López Burillo, presidenta del Colegio de Veterinarios de Lleida y miembro de la Junta Ejecutiva del Consejo de Colegios Veterinarios de España; y Yaíza Rimada, ganadera asturiana de vacuno de leche reconocida con el Premio Zoetis Ganadería en Femenino 2020. El encuentro ha estado moderado por Eva Defior directora Grupo de Comunicación La Comarca (Alcañiz, Aragón).

“La efectiva participación de las mujeres rurales en la actividad agraria y económica del medio rural resulta una necesidad de primer orden para la vertebración de los territorios rurales”, ha asegurado Isabel Gimeno durante su intervención. “No es solo una cuestión de equidad, sino de necesidad para mantener vivos y sostenibles desde todos los ámbitos nuestros pueblos.  Para ello es clave tener en cuenta en las políticas de desarrollo rural la necesidad de mejorar su situación laboral y de conciliación con la vida familiar, así como dar visibilidad y profesionalizar el trabajo que, en muchos casos, ya están realizando y que se cita como “apoyo” a la explotación familiar.”

“Consideramos necesario incrementar el número de mujeres socias de cooperativas en los órganos de decisión de nuestras empresas cooperativas agroalimentarias que, a fecha de hoy, se traduce en un escaso 8 %”, ha asegurado Jerónima Bonafé. “En AMCAE tenemos claro que el mantenimiento, sostenibilidad y el desarrollo del entorno rural tiene nombre de mujer y de relevo generacional, y en ese sentido, tanto desde AMCAE como desde Cooperativas Agro-alimentarias de España, nuestros esfuerzos se centran principalmente en sensibilizar, formar y motivar a los hombres y mujeres que forman parte de nuestro sector cooperativo agroalimentario”.

En palabras de Carmen López, “el papel de la mujer en ganadería todavía sigue siendo escaso y poco visible; es muy necesario encontrar referentes para mostrar el camino a las nuevas generaciones que se interesan por el mundo rural. Trabajo en formación y veo muchas mujeres que se acercan a la ganadería y cuando van conociendo la realidad rural, se decantan por seguir estudiando o simplemente siguen otros caminos. Las que se acaban dedicando a la ganadería, lo hacen en su mayoría por continuidad de empresas familiares o por un fuerte compromiso con sus parejas. En cuanto a la veterinaria, el papel de la mujer está totalmente normalizado y son muchas las compañeras que trabajan en la clínica diaria, el problema sigue siendo el de la conciliación de la vida familiar y laboral”.

Finalmente, Yaíza Rimada, ha incidido una vez más en el importante papel de mujeres para mantener la vida en los pueblos, algo en lo que la ganadería es esencial. “No hay trabajos de hombres y mujeres, solo hay trabajos” ha recordado, animando a la búsqueda de una mayor rentabilidad en las producciones extensivas, como la suya, con su proyecto La Saregana, de cara a su supervivencia y, por ende, a la supervivencia de nuestros entornos rurales.

 

You may also like

Leave a Comment