Actualidad

Tres dermatólogas sevillanas ponen en marcha Dermapeople

posted by Anna 18 octubre, 2021 0 comments

Una plataforma a nivel nacional que establece una relación directa médico-paciente

El confinamiento y el nuevo marco económico y social ha provocado que muchas empresas y profesionales implanten sistemas de trabajo a distancia, pero las doctoras y dermatólogas sevillanas Almudena Fernández Orland, Lara Ferrándiz Pulido y Teresa Ojeda Vila cuentan ya con 15 años de experiencia en Teledermatología, utilizando plataformas de salud digital y telemedicina en hospitales públicos y privados. Juntas, acaban de poner en marcha Dermapeople, una plataforma a nivel nacional que establece una relación directa médico-paciente, mediante la cual el paciente puede obtener con el uso del móvil y a través de una imagen de calidad, la valoración y el tratamiento adecuados en 24 horas, que en muchas ocasiones son cruciales. Se trata de una modalidad de atención que no sólo reduce los amplios tiempos de las consultas presenciales y desplazamientos innecesarios, sino que además viene a resolver la escasez de especialistas en dermatología de la que adolecen muchas ciudades españolas.

 ¿Qué es la Teledermatología y cuáles son sus beneficios?

La Teledermatología es un sistema muy sencillo y accesible, que cada vez se está extendiendo con mayor rapidez tanto en la sanidad pública como privada y que permite no sólo acelerar el diagnóstico de las enfermedades de la piel, sino distribuir el tiempo de una manera más eficiente entre los pacientes y con un tratamiento médico-paciente totalmente cercano. En la época de la inmediatez y de la imagen, permite utilizar el potencial de las nuevas tecnologías para conseguir una conexión rápida y directa entre el paciente y el dermatólogo, una ventaja muy especial en el campo de la dermatología, especialidad en la que las lesiones están a la vista del propio paciente y pueden ser captados con cualquier cámara como la de nuestro móvil. Y es que una imagen puede ofrecer todos los elementos necesarios para realizar un diagnóstico acertado.

En cuanto a los beneficios médicos generales, las doctoras Fernández Orland y Ferrándiz Pulido, apuntan que “el objetivo y logro principal de la teledermatología es el hecho de acercar el dermatólogo al paciente que lo necesita, respondiendo a las necesidades del paciente en su propio domicilio. De hecho, si tenemos en cuenta la elevadísima demanda de consultas por problemas de piel tanto en el ámbito público como privado, la teledermatología representa, en nuestra opinión, la mejor opción para que la opinión, decisiones y tratamientos del especialista lleguen al paciente en el menor tiempo posible, cuando realmente se necesitan. El acceso directo al dermatólogo a través de la teledermatología posibilita que sea el dermatólogo el primer especialista al que el paciente puede consultar, con lo que se evitan pruebas innecesarias o tratamientos no bien ajustados al problema del paciente”.

Es precisamente ésta de las motivaciones de las doctoras sevillanas Ojeda Vila, Fernández Orland y Ferrándiz Pulido a la hora de poner en marcha www.dermapeople.es, una iniciativa nacida para mejorar todavía más si cabe el acceso a esta rama de la medicina. “Teníamos una amplia experiencia, tanto en el ámbito público como el privado atendiendo teleconsultas que nos remitía un médico o un enfermero desde un centro hospitalario o centro de salud. Con dermapeople damos un paso más, cualquier persona que identifica o nota un problema o una lesión en su piel, o en la de un familiar, puede tomar imágenes con su móvil y enviárnosla directamente a nuestro equipo. Con total comodidad, desde casa y en el momento en que lo necesita, nos puede consultar en cualquier momento y disponer de nuestra opinión y tratamiento, si es necesario, en menos de 24 horas”, apuntan.

Telemedicina y diagnóstico precoz

En cuánto a las ventajas para el/la paciente, destacan la inmediatez y la calidad de la atención. “Cuando nuestro equipo recibe una consulta, se inicia todo un procedimiento de diagnóstico, de consulta entre nosotros y de elaboración de una propuesta terapéutica que en muchos casos no la elabora un solo dermatólogo, sino varios miembros del equipo. Y, si lo consideramos necesario, contactamos telefónicamente con el paciente para aclarar algún aspecto o recabar más información. Debemos desterrar la idea de que lo tecnológico o telemático, en medicina, no puede ser de calidad. De igual forma que todos entendemos que cualquier acto médico por el hecho de ser presencial no tiene porque ser satisfactorio; como todo en la vida depende de las personas que están detrás, en dermapeople contamos con un equipo de dermatólogas con amplia experiencia y la mayor motivación e interés por responder a cualquier consulta que nos llegue”, añaden.

En este sentido, uno de los aspectos más conocidos de esta rama de la medicina es su reconocida importancia para el diagnóstico precoz. “El diagnóstico precoz es importante en cualquier enfermedad, a la vista están las consecuencias del Covid. ¿Cuánta gente no ha podido ser diagnosticada precozmente de diferentes enfermedades porque no ha tenido acceso a un médico durante la pandemia? La telemedicina viene a superar barreras que en cualquier otro ámbito de nuestras vidas hace años que se superó. Por eso, es importante que nos deshagamos de viejos prejuicios y ofrezcamos a la población aquello que necesita, que no es más que personas expertas en su problema que le ofrezcan una solución cuándo la necesitan”, aseguran.

En cuanto a la relación personal médicopaciente, apuntan a que la tecnología supone para la medicina una oportunidad de mejora que no se debe dejar pasar. “La relación médico-paciente es un medio y no un fin. Con esto debemos asumir que el objetivo de esta relación entre el médico y el paciente es responder al problema que el paciente presenta. Pero si para que esta relación médico-paciente clásica, presencial, sea posible el paciente debe esperar 2 o 3 meses o más (y esto es muy habitual en dermatología), quizás deberíamos plantearnos otras opciones para atender a los pacientes”, aseguran.

A lo que añaden, que “en nuestra actividad como dermatólogas tenemos también amplia experiencia en atención presencial a pacientes con patología compleja, tumores avanzados, enfermedades inflamatorias que, por supuesto atendemos en consulta convencional, pacientes a los que acompañamos, a los que operamos y esto no puede hacerse de otra forma que cara a cara con el paciente. Para todo lo demás…. Dermapeople”.

Carencia de especialistas en zonas de España

En cuánto a la accesibilidad, es una realidad que existen zonas de Andalucía y en general de España que carecen de profesionales de la dermatología y otras en las que el período de espera para las consultas es muy elevado, superando los tres meses. En enfermedades de la piel, como en cualquier otra enfermedad, un retraso es perjudicial. Por ello, es precisamente, este uno de los objetivos principales de Dermapeople: ofrecer soluciones y acercar la consulta al paciente sin que tenga que moverse de su domicilio. Y por supuesto, a cualquier persona que lo necesite y tenga conexión”, justifican.

Por último y de cara al comienzo de curso y al otoño, nos dejan un consejo médico.“La piel tiene la gran ventaja frente al resto de los órganos: que se ve. Y por lo tanto, la mayoría de las veces solo necesitamos nuestros ojos para diagnosticar. Un diagnóstico precoz puede evitar muchos problemas y salvar la vida en el caso del cáncer de piel. Por lo tanto, siempre es mejor consultar de más a consultar de menos. Y ahora, desde casa, ya no hay excusa”.

Un equipo de profesionales y con amplia experiencia

Desde hace más de 15 años, el Grupo Dermacir presta sus servicios de Dermatología y Teledermatología a clientes intermedios como Hospitales o Centros médicos privados o públicos. Su nueva línea de trabajo es www.dermapeople.es que conecta directamente al usuario con el médico y sin intermediarios. Detrás de la marca está un equipo altamente cualificado y con una amplia y contrastada experiencia, integrado por tres doctoras dermatólogas: Almudena Fernández Orland, Lara Ferrándiz Pulido y Teresa Ojeda Vila.

 

You may also like

Leave a Comment