La opinión de...

Alicia Ortega: «Infinity Women: o como una sola letra nos da la libertad de elegir»

Las mujeres, si elegimos ser madres, somos otras muchas cosas: somos amas de casa, somos doctoras, somos peluqueras, somos deportistas… A pesar de los retos a los que nos tenemos que enfrentar antes de dar el paso de ser madres, como el impacto económico que supone o el miedo que nos puede llegar a producir el parto; a pesar de que tengamos que renunciar a nuestros momentos de ocio, a cuidarnos todo lo que nos gustaría, a disfrutar del tiempo con nuestra pareja; a pesar de que, en ocasiones, tengamos que posponer el deseo de ser madres para priorizar nuestro desarrollo profesional… Porque no estamos dispuestas a vernos obligadas a elegir entre ser madres y el resto de infinitas versiones y facetas que como mujeres también queremos desarrollar.

¿Por qué tenemos que elegir? Tal y como reflejan los resultados del estudio “Infinity Women” que acabamos de lanzar en Chicco, esta es la principal problemática a la que nos enfrentamos las mujeres españolas: vernos obligadas a tener que elegir entre las diferentes facetas de nuestras vidas. Hemos querido escuchar y conocer de primera mano cuáles son los retos, miedos o condicionantes que afrontamos las mujeres a la hora de dar el paso para convertirnos en madres. Para el 54,9% los motivos económicos son el principal temor que plantea el embarazo, mientras que el miedo al parto lo es para el 30,5%. Una vez decidido tener una hija o hijo, el 67% de las encuestadas confiesa renunciar a sus actividades de ocio, el 60,8% al autocuidado y el 52,2% a pasar más tiempo con su pareja. El 40% confiesa verse obligada a tomar una decisión más delicada, como es posponer la maternidad para priorizar su desarrollo profesional; pero lo más importantes es que el 78,4%, a pesar de verse en esta tesitura, no está dispuesta a tener que elegir entre tener descendencia o trabajar.

La natalidad en España está en sus cifras más bajas desde hace años, una tendencia decreciente que se mantiene en el tiempo y que no parece tener freno. Somos, según Eurostat, el segundo país de Europa, sólo por detrás de Italia, con la tasa más baja (7,6%). Y la falta en la libertad de elección no hace más que alimentar esta tendencia. A la luz del estudio, las principales necesidades a suplir para comenzar a revertir esta situación son tres: una mayor conciliación con los horarios laborales de padres y madres, ayudas económicas para material escolar o ropa y un mayor acceso a guarderías en plazas y horarios más flexibles.

¿Por qué nos tenemos que ver obligadas a renunciar? Los resultados de este estudio ponen de relieve un problema que persiste entre las mujeres españolas: la situación económica, la renuncia a otros intereses personales, el desarrollo profesional o las dificultades de conciliación hacen que la maternidad se convierta en un reto importante. Entre todos, tenemos que trabajar para evitar que estas situaciones sigan produciéndose, para que las mujeres podamos ser madres y doctoras, madres y amas de casa, madres y deportistas… En definitiva, ser lo que queramos ser, mujeres infinitas.

Infinity Women es una campaña que nace con la vocación de poner de manifiesto este problema, reivindicar la libertad de las mujeres para elegir y, para aquellas mujeres que decidan embarcarse en el maravilloso y desafiante viaje de la maternidad, contribuir a que puedan mantener su identidad como mujeres plenas. Infinity Women habla de pasar del ser Madre Ó… al #SerMadreY

Alicia Ortega, directora de Marketing de Chicco

Fotografía de Mónica de la Mora

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.