La opinión de...

Diez directivas contestan a una pregunta sobre liderazgo femenino

La pregunta: ¿Crees que hay características en el estilo de dirigir vinculadas al género? En caso afirmativo, ¿Qué tres aspectos crees que caracterizan al liderazgo femenino?

María Calvo, directora de Workspaces Impact Hub Madrid

Más que liderazgo femenino, yo diría que hay una serie de valores, tradicionalmente asociados al estilo femenino, que hoy en día se valoran más que nunca. Hablaría de ‘liderazgo siglo XXI’, que valora el desarrollo y el bienestar de las personas, la diversidad de talentos, los diferentes impactos que puede tener la actividad (hoy y en el futuro). Para obtener los mejores resultados necesitamos equipos comprometidos que compartan el propósito de la organización, y es obvio que esto no se logra sin cuidar el equilibrio de las personas, conocer bien e impulsar sus capacidades únicas, y crear entornos que fomenten la colaboración y la seguridad para asumir riesgos.

Ana Terrado, directora de Marketing AUARA

Sí pienso que hay un estilo propio vinculado al género, que no quiere decir que sea exclusivo de las mujeres. Creo que el liderazgo femenino va muy de la mano de nuestras capacidades de empatía, de pertenencia y de amar,  capacidades  que permiten desarrollar la motivación, la cortesía, la autodisciplina, el trabajo en equipo y la comunicación. Estas cualidades son decisivas en épocas de crisis dentro de la empresa y serán claves a la hora de enfrentarnos a la verdadera revolución digital que se está gestando: la hiperconectividad y los mundos virtuales paralelos.

Andrea González, subdirectora general Spainsif, Foro Español de Inversión Sostenible

No creo que existan características intrínsecas al género en el estilo de liderazgo. ¡Cada uno somos un mundo! Cuando se aprecian tendencias, pienso que responden a un cúmulo de factores; uno de ellos puede ser el género, pero siempre combinado con otros como la disciplina a la que se dedique cada uno o las cualidades generacionales. 

Blanca Formáriz, general manager 2bAgency

No considero que haya una característica en concreto que podamos asignar a cada género. Cada persona tiene su propia manera de gestionar un departamento o empresa, unos valores asociados a su persona y una personalidad característica. He tenido experiencias con mujeres y hombres y todos responden en función de su estilo propio. 

Ana Benavides, directora general Fundación Lealtad

Existen distintos estilos de dirección, pero dependen del carácter, la formación y los valores de cada persona, no tanto del género. Aunque sin duda, un rasgo que caracteriza a las mujeres es que somos polivalentes, porque a menudo tenemos familia y necesitamos solucionar temas personales y profesionales al mismo tiempo. En este sentido, creo que somos un poco malabaristas. Y también, el hecho de haber tenido que demostrar nuestra valía nos ha hecho desarrollar una capacidad de esfuerzo y de perseverancia que aplicamos cada día en el desempeño de nuestras responsabilidades.

Laura Raya, Dra. Posgrados de Realidad Virtual Centro Universitario U-tad

A la hora de dirigir, creo que las mujeres somos más ordenadas en muchos aspectos. También creo que podemos llegar a ser más productivas, siendo altamente capaces de la multitarea, de estar trabajando en  varios contextos simultáneos y con un alto potencial de relacionarlos rápidamente. Además, creo que somos más sociales y cercanas, lo que facilita las relaciones entre los miembros del equipo. 

Viola Migliori, country manager Sur de Europa Evaneos

Durante los últimos 13 años he tenido jefes y jefas de diferentes edades y nacionalidades, y también con distintas maneras de gestionar a un equipo, pero sin un hilo común vinculado al género, sino más bien con sus caracteres y sus propias experiencias personales y profesionales.

Ana González, gestora de carteras discrecionales Welzia Management

Creo que, como en todo, hombres y mujeres somos diferentes, y en cada cosa tenemos unas cualidades más desarrolladas que otras. Creo que las competencias de los hombres y mujeres líderes son similares, pero se desarrollan con más sensibilidad por parte de las mujeres. En el papel de líder la mujer es capaz de mostrar mayor empatía, un gran compromiso y una comunicación asertiva.

Johanna Gallo, CEO y cofundadora Aplanet

En mi opinión, no hay diferencias intrínsecas al género en cuanto al estilo de liderazgo, lo que lo condiciona es tu carácter, la formación que hayas tenido, los referentes de los que hayas aprendido, tu ecosistema, etc. Es cierto que las mujeres tradicionalmente han tenido más escollos y les ha resultado más difícil llegar a puestos directivos, por lo que han tenido que poner especial esfuerzo en cultivar las habilidades que requiere la dirección de empresas y equipos, que se basan en el apoyo, en incentivar el desarrollo personal y en liderar con el ejemplo. 

Beatriz Tejerina, directora de Marketing Natruly

No pienso que en el liderazgo incida el género per se, y muchísimo menos en la medida en que lo hacen otros aspectos como los valores, la educación y la personalidad de la persona. Creo que se han ido desarrollando rasgos en la manera de liderar más identificables con cada género por cuestiones históricas, sociales y contextuales. Las líderes siempre han estado expuestas a una mayor crítica no constructiva sobre las razones por las que ostentan ese cargo, y en esa coyuntura puede residir el origen de que algunos rasgos como la prudencia, la cooperación y la transversalidad se identifiquen en mayor medida con el liderazgo femenino. 

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.