Hablemos de...

Las empresas españolas no encuentran trabajadores cualificados

Con más de 3 millones de parados en España resulta sorprendente que existan dificultades para encontrar trabajadores

– Las empresas españolas siguen encontrando problemas a la hora de buscar personal cualificado para sus empresas a pesar de la elevada tasa de paro, que se sitúa en un 13,65%, una de las más elevadas de la UE. Con más de 3 millones de parados en España resulta sorprendente que existan dificultades para encontrar trabajadores. Los últimos datos de la oficina de estadística europea (Eurostat) indican que a finales del pasado año y en este primer trimestre casi un 1% de los puestos que se ofrecen no pueden cubrirse por no encontrar los empleados para ello, lo que equivaldría a más de 109.000 vacantes. Una cifra que según Adecco es aún mayor en el terreno práctico de la búsqueda de perfiles ya que calculan que la cantidad de puestos que se quedan sin cubrir se eleva al 9% y ocho de cada diez empresas (el 80%) reconocen tener dificultades para encontrar a los trabajadores que buscan. Un porcentaje se ha disparado más de 30 puntos en los últimos cinco años.

La mayoría de las vacantes (el 70%) se encuentra en PYMES y en empresas de menos de 200 trabajadores, según datos extraídos en la jornada ‘¿En qué sectores no se encuentran trabajadores?’ organizada por la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme) y Randstad. Y gran parte de ellas se encuentran en sectores menos atractivos para los jóvenes, como pueden ser la agricultura, industria, construcción y el sector servicios. El informe desvela que del 91 % de las compañías que han buscado candidatos en los últimos doce meses más de la mitad (55%) han tenido dificultades para encontrar nuevos trabajadores. Especialmente, entre los empleos cualificados (53,3 %) y los altamente cualificados (52,8 %). Y es que la falta de mano de obra es un problema cada vez más acuciantes en algunos sectores y zonas del país.

Desde los departamentos de recursos humanos entienden que la brecha se sitúa entre lo que buscan las empresas, lo que esperan los empleados y la oferta formativa que hay. “La transformación digital, acelerada por la pandemia, no sólo ha incrementado el nivel de conocimientos técnicos de todas las personas, sino también nuestras expectativas sobre las empresas. El talento ya no prioriza desarrollar una larga trayectoria en una sola compañía, sino abrirse a múltiples experiencias. El desafío de las organizaciones es que ya no es suficiente ofrecer un lugar a donde ir, sino un lugar donde ser” señala Aurea Benito, Corporate People Director en ISDIN y Vicepresidenta Segunda de la Asociación Española de Directores de Recursos Humanos (AEDRH).

Escasez de talento

La aceleración digital está provocando además problemas para encontrar personal cualificado en el sector tecnológico. El sector IT ha sido uno de los menos afectados por la pandemia tanto en España como a nivel mundial y, por ende, la demanda de profesionales especializados en este ámbito se incrementa, especialmente aquellos que tienen conocimientos técnicos relativos a datos, comercio electrónico y computación en la nube. “Esa revolución tecnológica ha provocado un aumento repentino de profesiones que antes no tenían tanta relevancia y que ahora han pasado a ser absolutamente críticas y para las que no tenemos suficiente cualificación” afirma Jorge Calviño, Director Global de Recursos Humanos en Allfunds Bank y Vicepresidente de la AEDRH. Según Calviño, debido a la pandemia, los profesionales se han tenido que “digitalizar a la fuerza de la noche a la mañana” y las compañías se han encontrado en apenas unos meses ante la inminente necesidad de contar en sus plantillas con profesionales capacitados con habilidades digitales y tecnológicas; mientras los órganos educativos siguen sin estar preparados para ello. «La gente no sale con una formación adecuada a las necesidades que tienen las empresas», advierte. A su juicio, esta falta de profesionales cualificados es un patrón que también se repite a nivel europeo: “Aunque la digitalización esté más desarrollada, todos compartimos la inversión de la pirámide de población, donde las tasas de natalidad cada vez son más bajas”. “Esto se va a agravar en los próximos años, es decir, la población va a seguir reduciéndose y algunos países van a sufrir mucho más que nosotros”, por ejemplo, en aquellos donde hay tasas cercanas al pleno empleo. “En estos casos se dará una hiperinflación de los salarios porque las empresas se van a robar empleados de unas a otras y el país será cada vez un poco menos competitivo”, zanja el experto.

Para solventar la situación, Cepyme ha reclamado al Gobierno una mayor «adecuación» de la formación a las necesidades del mercado laboral, «mejorar la eficiencia» de las políticas de empleo y frenar «el problema de la despoblación» haciendo «atractivo» el relevo en las empresas de zonas despobladas. Ante este contexto, la patronal de la pequeña y la mediana empresa denuncia que la falta de trabajadores supone una pérdida de productividad y podría llevar a muchas empresas al cierre, entre otras cosas por la falta de relevo generacional. Entienden que esto podría comprometer el futuro de la economía y suponer una posible destrucción del tejido productivo español en las zonas despobladas. Según la última encuesta del Banco de España una de cada cuatro empresas percibe que está tesitura está afectando negativamente a su actividad. En la hostelería, la información y las comunicaciones, y el transporte, esa proporción ronda el 30 %, aunque la peor parte se la lleva la construcción, donde se sitúa cerca del 40 %.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.