Destacados, Nombramientos

Samantha Cristoforetti, primera mujer europea comandante de la ISS

La astronauta de la ESA ha tomando el relevo de Oleg Artemyev, su compañero de tripulación en la Expedición 67, asumiendo el cargo de comandante de la Estación Espacial Internacional

Desde el inicio de su misión Minerva en abril de 2022, Samantha ha desempeñado el cargo de responsable  del Segmento Orbital de Estados Unidos (USOS), supervisando las actividades en los módulos y componentes estadounidenses, europeos, japoneses y canadienses de la Estación.

El 28 de septiembre se ha convertido en el quinto comandante europeo – y la primera mujer – de la Estación Espacial, siguiendo los pasos de los anteriores astronautas de la ESA Frank De Winne, Alexander Gerst, Luca Parmitano y Thomas Pesquet.

«Me siento muy honrada por mi nombramiento como comandante —dice Samantha— y espero aprovechar la experiencia que he adquirido en el espacio y en la Tierra para dirigir un equipo muy cualificado en órbita».

El director general de la ESA, Josef Aschbacher, comparte la perspectiva de Samantha. «La selección de Samantha para el cargo de comandante demuestra claramente la fe y el valor que nuestros socios internacionales otorgan a los astronautas de la ESA. A lo largo de su misión  Minerva, Samantha ha contribuido notablemente a los éxitos científicos y operativos de la Estación, y anticipo que esta seguirá prosperando bajo su mando».

David Parker, Director de Exploración Humana y Robótica de la ESA, por su parte ha valorado «la riqueza de conocimientos y experiencia de Samantha».

El título completo de este cargo es «comandante de la tripulación de la Estación Espacial Internacional». Este mando se concede atendiendo a las decisiones conjuntas adoptadas por la NASA (Estados Unidos), Roscosmos (Rusia), JAXA (Japón), ESA (Europa) y CSA (Canadá). La ESA está representada en este proceso de selección por el responsable del Centro Europeo de Astronautas y director del Programa de la ISS, Frank De Winne.

La astronauta italiana ya hizo historia el pasado julio al ser la primera europea en realizar un paseo fuera de la Estación Espacial, que se prolongó algo más de siete horas, durante las que, junto a su compañero de caminata, lanzaron diez nanosatélites y continuaron con las labores de instalación de un brazo robótico europeo.