Entrevistas

«Ace se escribe en femenino»

Entrevista a Miren Jone Gurrutxaga, directora general de Ace Alzheimer Center Barcelona que tiene más mujeres que hombres en posiciones directivas, en investigación, en ensayos clínicos, en enfermería, en diagnóstico…

¿Cuándo y por qué nace Ace Alzheimer Center Barcelona?

Nuestra fundación nace en 1996, después de años de trabajo con personas con Alzheimer y sus familias en el Alzheimer Centro Educacional (ACE), el primer centro terapéutico del estado. En ese contexto, hace 30 años, no se hablaba de que las personas con Alzheimer pudieran ser “tratadas” como tal, fuera de la parte farmacológica. Entonces la doctora Mercè Boada junto con el psicólogo clínico Lluís Tárraga diseñaron un tipo de tratamiento no farmacológico a base de rutinas y actividades de estimulación cognitiva que permitía a las personas con Alzheimer mantener su autonomía durante más tiempo. A raíz de ahí, el centro fue creciendo y cinco años después nacía la fundación con el objetivo de multiplicar esfuerzos con el objetivo de mejorar la vida de las personas afectadas y, a largo plazo, encontrar tratamientos que curen o retrasen la enfermedad. Con la fundación pudimos empezar a trabajar no solo con personas ya diagnosticadas si no también con personas que notaban cambios en su memoria, pero no sabían por qué, pudimos también formar una unidad de investigación que hoy es reconocida en todo el mundo, participar en los ensayos clínicos más punteros del momento…

He leído que en 2021 habéis cambiado vuestra identidad corporativa: ¿me lo comenta?

Efectivamente. En 2021 se cumplían 30 años de la creación del Centro de Día que daba nombre a nuestra fundación. En este tiempo hemos crecido tanto que la distancia entre lo que somos y la imagen visual de nuestra marca de hace treinta años era cada vez mayor. Esto sumado al hecho de que la vorágine de la información hoy en día es tal que solo permite que recordemos algunas marcas y hay que esforzarse por llegar a esa franja que entra en el recuerdo. La verdad es que hemos abordado este proyecto de renovación de la identidad con mucha ilusión porque nos ha permitido traer de nuevo al presente el propósito que dio lugar a la existencia de Ace. De hecho, por eso nuestros colores que antes eran colores planos se han convertido en un degradado que evoca al de la primera luz del día, como un mensaje de esperanza. Al final se trata de decir, con esta nueva imagen, “somos un equipo de gente comprometida, que hacemos nuestro trabajo con los mayores estándares de excelencia y calidad, y vamos a conseguir que el Alzheimer sea historia”.

Usted ha sido nombrada, hace exactamente un año, directora general de Ace tras 22 años vinculada a la entidad. ¿Qué ha significado para usted esta nueva responsabilidad?

Pues la verdad es que cuando me lo propusieron, además de la sorpresa, me sentí honrada. Creo que es un orgullo y una de las tareas profesionales más transformadoras que voy a vivir. No se trata solo de la posición si no también de la historia que he vivido en Ace, con mis compañeros, con el equipo.

Tenéis cuatro distintas áreas de actividad: ¿me especifica cada una y sus objetivos?

Algunas de ellas ya las hemos comentado como, por ejemplo, el área de diagnóstico en la que se visita a 8.000 pacientes al año y que es una de las más grandes de Europa especializadas en demencia.

También está el área de atención diurna que es la parte más asistencial formada por centro de día, hospital de día y talleres de memoria. Después está también la parte de investigación que tiene múltiples programas: ensayos clínicos, psicología médica, genética, clínica, social…

Y, finalmente, el área de formación y sensibilización. Creemos que parte del retorno a la sociedad que hacemos como fundación tiene que pasar por crear espacios donde se hable del Alzheimer y dé formación sobre esta enfermedad tanto a profesionales como a personas que cuidan de un familiar.

“somos un equipo de gente comprometida, que hacemos nuestro trabajo con los mayores estándares de excelencia y calidad, y vamos a conseguir que el Alzheimer sea historia”

¿De dónde provienen las personas que recurren a Ace para el diagnóstico y el tratamiento?

La mayor parte vienen de la seguridad social. Nuestra unidad de diagnóstico funciona como una clínica especializada dentro del sistema de salud público así que los médicos de atención primaria pueden derivar a cualquier persona para un diagnóstico cognitivo completo. Pero también hay un pequeño grupo de personas que llegan a nosotros a través de nuestras revisiones gratuitas de memoria. Se inscriben en esta iniciativa para conocer su rendimiento cognitivo y la salud de su memoria y eso nos permite detectar precozmente la enfermedad.

¿Cuánto es importante sensibilizar a la sociedad sobre la enfermedad de Alzheimer?

La OMS señala la demencia como el cuarto problema de salud más importante por la prevalencia cada vez mayor que tiene y por el gasto que supone para las administraciones y para las familias. Sensibilizar es clave para fomentar la detección precoz, para impulsar la investigación y para promover los hábitos de vida que pueden influir en el desarrollo de la enfermedad.

¿En qué punto estamos en la investigación sobre el Alzheimer y cuáles son las principales contribuciones que ha aportado Ace? Al menos hasta ahora…

Actualmente, la investigación de Alzheimer está dando pasos agigantados con el desarrollo tecnológico. En concreto, está implicada en el descubrimiento de 25 de los 55 genes conocidos de alzhéimer hasta la fecha. Hemos participado en más de 130 ensayos clínicos, algunos de los cuales han resultado ser de lo más prometedor en los últimos años y tenemos la primera unidad de recambio plasmático para Alzheimer del mundo.

Actualmente, la investigación de Alzheimer está dando pasos agigantados con el desarrollo tecnológico.

He leído que Ace cuenta en su equipo con más de 40 mujeres científicas… ¿en algunas áreas en particular? me gustaría profundizar un poco este aspecto.

Nuestro equipo es multidisciplinar. Tenemos diferentes áreas de trabajo, como hemos comentado antes, que van desde la investigación molecular más básica hasta el cuidado de las personas con Alzheimer. Tengo la suerte de poder decir que la mayoría del equipo, en todas las áreas, son mujeres. Tenemos más mujeres que hombres en posiciones directivas, en investigación, en ensayos clínicos, en enfermería, en diagnóstico… Ace se escribe en femenino.

El 11 de febrero es el día de la mujer y la niña en la ciencia: ¿Qué diría usted a una niña, a una joven para animarla a lanzarse en una de las carreras científicas?

Que busque referentes femeninos que la inspiren, que los hay en todos los sectores y ámbitos, y que no deje de buscar lo que la haga feliz profesional y personalmente.

Una mirada al futuro próximo: en junio de este año celebraréis en la ciudad condal la conferencia Barcelona-Pittsburgh, ¿Cuáles son las expectativas?

Lo cierto es que teníamos ganas de poder por fin celebrar una conferencia presencial, aunque sea en parte, ya que también daremos la posibilidad de comprar entradas virtuales para el streaming. Es todo un reto conseguir que la duodécima edición de una conferencia con tanto prestigio como la Barcelona-Pittsburgh haga el salto a la pantalla con las mismas cuotas de asistencia y de engagement, pero estamos convencidos de que lo lograremos.

Ahora mismo la investigación de Alzheimer vive un momento importante en el que se están produciendo avances en el conocimiento y en la tecnología que nos permiten abordar la enfermedad desde otras perspectivas. Por eso estamos confeccionando un programa muy completo para poder hacer un repaso de lo que ha ocurrido estos últimos años y ofrecer una imagen bastante definida de lo que la investigación de Alzheimer va a ver en los próximos dos años.

 Anna Conte

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.