Actualidad

Arranca la tercera edición de Ganadería en Femenino

El proyecto de Zoetis para reconocer a la mujer en el sector ganadero

“Donde hay mujeres, hay vida” es el lema del proyecto Ganadería en Femenino, una iniciativa desarrollada en 2020 por Zoetis, líder mundial en salud animal, orientada a dar una mayor visibilidad a las mujeres que trabajan de una forma u otra por y para el sector ganadero, desde ganaderas, veterinarias e ingenieras, hasta investigadoras y empresarias. Coincidiendo con la próxima celebración del Día Internacional de la Mujer, el día 8 de marzo, Ganadería en Femenino arranca su tercera edición con el objetivo de, un año más, fomentar la igualdad entre hombre y mujeres en el área rural.

Un proyecto respaldado por las principales asociaciones sectoriales que comparten este mismo objetivo: la Asociación de Mujeres de Cooperativas Agro-alimentarias de España (AMCAE), Mulleres de Seu, de Cooperativas Lácteas Unidas (CLUN) y Ganaderas Asturianas.

Comunicación, formación y reconocimiento

Tres son los pilares de Ganadería en Femenino. En primer lugar, la comunicación, porque resulta fundamental dar a conocer la gran aportación de las mujeres como trabajadoras agrarias y ganaderas más allá del campo. En segundo lugar, la formación, pues mediante el conocimiento y la información es posible profesionalizar la actividad de las mujeres en el ámbito rural y mejorar su calidad de vida. Y, por último, pero no menos importante, el reconocimiento social: una forma de premiar a todas estas mujeres y su compromiso, ya no solo con el mundo rural, sino con la sociedad en general. Así, cada año se hace entrega del Premio Zoetis Ganadería en Femenino a aquellas mujeres que destacan por las aportaciones de sus proyectos y actividad a la comunidad en la que se desenvuelven.

Más de 1000 mujeres participaron en la pasada edición

En el ámbito formativo, en 2021 se celebraron un total de seis seminarios, con más de 1000 asistentes en su conjunto. Desde la bioseguridad en las granjas, la detección precoz de las enfermedades animales, pasando por pautas de manejo reproductivo o protocolos de secado de las vacas acordes a un uso responsable de los antibióticos, hasta la aproximación del mundo digital al sector ganadero a través del e-commerce. Temáticas que Ganadería en Femenino acercó el pasado año a las mujeres rurales y sus equipos y familiares con el objetivo de ofrecerles información y formación para facilitar su día al día en el campo.

Una edición que obtuvo un alcance total de más de 10 millones de personas en medios de comunicación y 500 000 impresiones en redes sociales; con el colofón final de un interesante encuentro, “España rural: mujer y vida”, en el que se hizo entrega del Premio Zoetis Ganadería en Femenino a una ganadera de porcino oscense, Inmaculada Sarasa, y el reconocimiento como finalista a una joven veterinaria y ganadera de vacuno de leche, Pilar Arteaga, ambas claros ejemplos de profesionalidad y compromiso en este sector.

Una realidad que es necesario cambiar

En España, cerca del 40 % de la mano de obra agraria familiar son mujeres; porcentaje que se incrementa en el sector ganadero, donde la presencia de las mujeres es prácticamente equivalente a la de los hombres. Sin embargo, solo el 28 % de los titulares de explotaciones son mujeres (el 13 % del conjunto de mano de obra no asalariada). Además, el trabajo asalariado femenino en la agricultura y en la agroindustria es fundamentalmente eventual1.

Un reflejo de los escenarios de desigualdad entre mujeres y hombres en el medio rural, y del fuerte arraigo del sistema patriarcal en la población rural, a pesar de que las mujeres son determinantes para su vertebración territorial y social, además del principal vector para la innovación y el emprendimiento rural.

Atendiendo al mercado laboral del medio rural, las mujeres están sobrerrepresentadas en los rangos salariales entre los 400 y los 1000 euros, mientras que los hombres lo están entre los 1001 y los 1400 euros. A esto se une el hecho de que las mujeres suelen formar parte de las posiciones inferiores en la jerarquía laboral, ocupando puestos de personal no cualificado y personal administrativo, siendo los puestos de poder y responsabilidad mayoritariamente para los hombres. Así, existe una marcada feminización de la asalarización y una masculinización del empresario rural2. Una realidad que es necesario cambiar y por la que proyectos como Ganadería en Femenino tienen sentido.

Alineado con Driven to Care: el compromiso de Zoetis con la sostenibilidad

Con iniciativas como Ganadería en Femenino Zoetis reafirma su apoyo a las comunidades en las que opera. Un compromiso reflejado en su estrategia Driven to Care con la que contribuye de manera directa tanto a la sostenibilidad social como medioambiental y a través de la que pretende apoyar a aquellos que cuidan de los animales e impulsar la igualdad, inclusión y diversidad.

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.